Prueba de experiencia de conducción

Prueba de experiencia de conducción

Sometemos nuestro software de reconocimiento facial de emociones a una prueba de experiencia de conducción. Requerimos la participación de un conductor no profesional al cual pedimos que utilice su vehículo cotidiano. Buscamos un recinto de conducción real en la ciudad de Valencia para poder llevarla a cabo.

El equipo de desarrolladores de Emotion Research LAB procede a instalar el equipo necesario. Para esta test, simplemente necesitaron una cámara y un ordenador portátil que procesará las imágenes. La posición de la cámara debía ser frontal para poder captar nítidamente el rostro.

Resultados de la prueba de experiencia de conducción

El objetivo no era otro que recoger en tiempo real las emociones mostradas durante la conducción. De esta forma, podríamos registrar no solo su análsis emocional. Nuestro interés era medir además su índice de concentración y sus puntos débiles durante el recorrido. No utilizamos ningún tipo de gadget o aparato aplicado en su cuerpo por lo que no condicionamos al piloto. Al no ser una tecnología invasiva podemos recopilar unos datos más fidedignos.

Tras el recorrido,los resultados que hemos obtenido son:

    1. No llevaba puesto el cinturón. Esto le predisponía inconscientemente a sentirse más inseguro. Adevertimos igualmente niveles de distracción remarcables. Una vez visualiza el error, pasa de mostrar una expresión relajada y distraída a seria y preocupada.
    2. ¡Peligro! Observa algo que le llama la atención a su izquierda. Gira la mirada fuera del campo de visión habitual. Por suerte, nuestro dispositivo anunció la advertencia de no desviar la mirada de la carretera.

3. Seguidamente, sigue su conducción de forma irritada y agresiva. El sistema le advierte puesto que puede condicionar el desarrollo de una normal conducción.

Una de las principales causas de accidentes de trafico es la conducción agresiva. El software emite un sonido de alerta para alertar sobre este particular. El conductor, consciente de este hecho, relaja sus niveles de tensión.

A pesar de que todos estamos alerta en la carretera, existen muchos factores que influyen en nuestra manera de conducir. La falsa sensación de seguridad a menudo puede ocasionarnos algún que otro sobresalto.

Actualmente trabajamos con diversas marcas de automóviles para mejorar seguridad. Muy pronto veremos autos que interactúen con nosotros en base a nuestro estado emocional.